sábado, 1 de diciembre de 2012

Un soplo de aire



À bout de soufflé o Al final de la escapada es una película de 1960 dirigida por Jean Luc Godard; era su primer largometraje.  Sin aliento, también conocida así, recibió el Oso de Plata al mejor director en el Festival de Berlín y es un icono de los años 60. Los protagonistas son Jean Paul Belmondo y Jean Seaberg, una pareja de cine.


Michel es un delincuente que está en Marsella y a su regreso a París comete varios delitos. En la Ciudad de la Luz quiere encontrase con su amiga americana, Patricia, a la que intenta convencer para marcharse a Roma. El argumento es tan habitual como cualquier noticia del periódico, y fue una noticia la que utilizó Truffaut para hacer el guión junto con Godard.

Los actores son una parte muy importante del film, él (Belmondo) siempre imitando a Bogart y ella  (Seaberg) podía ser una nueva Bacall, pero ambos intentaron tanto ese parecido que se han convertido en unos nuevos mitos del cine negro.

La historia es trepidante aunque de una ligereza enorme, entre otras cosas, por las referencias a la música clásica, cine, etc; incluso puedes llegar a perderte; resulta también vibrante por los cameos de Godard, de Trufaaut, y, además, por la belleza visual de la película,  que es maravillosa, París siempre es preciosa, pero casi nunca como aquí y en blanco y negro…

Supongo que lo que verdaderamente atrae de la historia es el mensaje: “vive peligrosamente”, es decir, vive rápido y bien, muere joven y guapo. Muere joven y haz un exquisito cadáver, como decía en la misma época James Dean. Una idea que, tal vez,  a todos nos ha pasado por la cabeza alguna vez y que tiene ese aire romántico y bohemio que tanto nos atrapa, nunca mejor dicho.

Este soufflé también es un clásico, he escogido la receta de Julia Child, ligero pero de sabor denso por el queso, también como la película y, a diferencia de ella , con una apariencia efímera, aunque también hermosa: debemos comerlo pronto si no se desinfla, baja; de nuevo el momento álgido de la vida, el momento álgido del soufflé. Y para hacerlo subir un poquito más de peligro, algo de calor.  Una receta tan romántica y bohemia como la película.
Gracias por la traducción a Katie Stearns.

15 comentarios:

Susana dijo...

Me encantan los soufflés, te ha quedado genial. Vaya pinta. bss

Kako dijo...

Como lo has descrito de bien, romántico y bohemio.
Bss.

Miss Migas dijo...

Dí que sí, vive peligrosamente. No conocía la película, y el soufflè me chifla.
Un besote linda

Chef Aprendiz dijo...

Nunca he hecho un soufflé: ¿es tan difícil? Me han dicho que con facilidad se vienen abajo estropeándose. El tuyo tiene una pinta deliciosa y las fotografías me han encantado. Felicidades de nuevo por el blog, Linda.

Caty Pol dijo...

Yo soy muy cobarde, así me va, por lo que vivir peligrosamente me lo he reservado para otra vida, pero el soufflé me lo quedo para esta.
Besitos

cocinaros dijo...

Que buen blog y que buena entrada! Felicidades!

Aurélie dijo...

Es suflé es una delicia, delicado y sabroso, y el tuyo se ve ideal...
Me encanta cómo lo has enlazado con la película, un clásico del cine francés.
Un besito,
Aurélie

Coses de Llàbiro dijo...

Los soufflés me parecen complicadísimos.
Besos.

Mi toque en la cocina dijo...

la verdad es que nunca he hecho soufflé pero da la casualidad que este fin de semana me he comprado los típicos recipientes para hacerlo ¿será una señal? Por lo pronto me llevo esta receta a ver si me tomo el tiempo para hacer este delicioso soplo de aire.
Un besito desde Las Palmas.

Mayte dijo...

El souffle de queso y Belmondo para mi son dos vicios puros...delicados, etéreos y maravillosamente "deliciosos" ;)

Besos.

Judith dijo...

nunca he hecho sufflé! me parece complicadíssimo. besitos

antonia dijo...

preciosas fotos, me encanta el paralelismo que has hecho del soufflé y la película!

zer0gluten dijo...

Una tarea pendiente. Los soufles. El tuyo tiene una pintaza fabulosa.
Besos.

fresaypimienta dijo...

el soufflé de queso es mi perdición, me chifla y el tuyo ha subido como la espuma!!!! com siempre unas fotografías mágicas!un beso guapa y buen fin de semana

Fani Sixto dijo...

Conocía la receta de soufflé de Julia Child. La verdad, es una pasada: una de mis comidas favoritas. No conocía la película, ni tampoco tu blog. En cuanto a éste último, una maravilla. Me ha gustado mucho su formato y la forma de explicar las cosas. Me quedo como seguidora.
Respecto a la película, ya tengo algo pendiente para esta semana.
Besos y encantada!

Publicar un comentario en la entrada